No es hora de comprar,

es hora de quedarse en casa.

(Volveremos cuando toque)